8/1/08

invisible


Alguna vez me han dicho: “Hay, nena, te dije que no has de enamorarte”

Galaxias que en la oscuridad se rompen

Un estallo al vacío por lo invisible,

Nada se toca en este encuentro

Solo una sensación

De tus lágrimas de metal

Un frío revuelto impugnado

Un frío relámpago acondicionado por tu placer

En la calle,

Arriba de los árboles

Entre los dedos de las manos

En los detalles del reloj que te encuadra en la brújula del mundo

Te atrapa y te libera a la vez

El temor más magno del ser humano

Tener la sensación de deshacerse en el aire

Cada partícula deja de ser tuya y pasa a ser de todos

Menos tuya

un alma perdida

la gente se vuelve una figurita coleccionable en una almohada de plumas de


pájaros muertos

Buscas la verdad sobre las casas congeladas en el paisaje terrible

Te cuaja

al ser magnifico

A veces me pregunto el surgimiento y el porque de todo

El sentido…

Sólo lo encuentro en esa sensación

Cuando tu pecho me atraviesa

Dejándome desnuda.

Laura Yasmín


1 comentario:

Dioniso dijo...

Dioniso, perdido, encuentra !!


Saludos.!