16/2/16

No es a tu nombre al que nombro.








No es tu nombre lo que amo,

Sino a tu alma en plena luz.

No son tus noches a las que nombro,

Si no a tu amanecer,


 No son tus miedos con los que hablo,


Sino con tu corazón galopante.


No es a tu pasado a quien quiero, 


Sino a tu futuro.


No es tu muerte la que espero,


Sino a tu vida.


No es tu sexo el que deseo, 


Sino tu piel junto a la mia.


No es tu poder el que me interesa, 


Sino lo que podemos construir en armonía.


No es tu pesar el que sostengo, 


Sino la posibilidad del amor.



Lic. Laura Kisielewsky