20/12/06

espina




La flor ha dejado mordedura.

Dolor por no saberte
Por no poder saborearte.
No puedo avanzar si cierras el portón.
Deja un tramo por mí
Bésame.
Por mí
Mi fuerza no es abrupta contra tus hombros
Mi fuerza
El escape giratorio
La huella al paraíso
Suavemente
Vuelve a buscarme sobre tu renglón
Tu negación
Reclamo ante tu ojo malherido
El rencor entrará en la llama más preciosa,
Un fluir continúo
Que no cesa
Auque lo penetres.
Cable bajo tierras
Arriba de los cielos
No puedo hacerte feliz
Vomito todos tus atuendos
Todos tus prendedores de máscara.
Camino a golpearte.
Despiértate amor.
Existe más.
Te estoy resplandeciendo.
Apuntando con estos guantes.
Sabe que el incondicional se lo lleva la corriente de otros mares más limpios.
Siéntelo,
Un beso clavará la frente
Y vos
Quieta.
Muerta sobre la herida.
Cierra la puerta.
De tu casa llena de lúgubre mugre.
Asco me dan esos pares.
Asco en la impotencia ante el terremoto
Se derrumba mi vaso.
Mis platos.
Si sólo quieres lamer la herida
Muérdela como un anzuelo
Sigue al instinto pudoroso.
Tu carne por todos lados. En los presentes.
Antes de que el reloj se destroce.
Antes de que la aguja se clave
En tu corazón en reposo.
Late.
Las paredes y ventanas temblarán hasta huir.
Correcaminos muerto.
Réquiem dentro de una lágrima
son estas palabras.

Lau.

4 comentarios:

Astrolabio dijo...

También la furia puede resultar poética. Cordial saludo.

aguijonmagico dijo...

Veo claramente que te gusta la metafora.

Gracias por la visita.

Atte.

Aguijonmagico.
El inventor del pancho con poncho.

Sr. I dijo...

hola Lau!
1ra visita a tu blog!
------

No me gusta la poesía. Para nada.
Pero ésta, SI.

I like it!

Muy bien Lau.

Saludos,
Yo.

Flor dijo...

Lau me alegro que te hayas animado.
seguí en esto sin miedos.
te quiero mucho.
Flor.