19/12/06

Para martín.



El mundo eterno donde los duraznos no sangran y las frutillas no son sólo frutas comibles.

Cuando desaparezca el miedo,
la cabeza contra a pared dirá alguna palabra.
Quiero tenerte acá así puedo probarme una vez mas.
Vine al mundo para decirte que hay algo más que ese lunar.
Caníbales por asombro,
Caníbales que crujen y se empañan de sudor.
Hay algo más de lo perceptible
Y no es el espeso malestar en el aire
Hay algo que me eleva y no son hilos
Un aterciopelado horizonte de goma pronuncia sus armas para cargárselas contra las plumas
Ilusiones ópticas
Oasis sin armaduras
Solo un puente hacia el paisaje lleno de tiza
Paisaje efímero como lo que alguna vez fue sueño
Pasaré por la ventana
Y ninguna paloma me detendrá otra vez
Que caiga del cielo lo que tenga que caer
Un pesado paraguas al revés
Las colas de las lagartijas
Una caja de sorpresas
Que caiga el hilo que sostenga a las nociones de una vez
Si desaparezco puedo dormir
Surgen los fantasmas del abismo
Una multitud sin corbata ni traje
Un grito sin voz
Un tigre hambriento de organismos
Una clavícula de uña mordida por un duende verde
Saliva ácida.
El pozo de tu tierra oculta.
Una vez más
El grito se hará voz en tus oídos y el espacio sin remedio lo envolverá como el regalo de una promesa desecha hace años.
Siempre quise cosechar las semillas de la humanidad.
Pero solo embalsame algunos pantanos todavía mojados.
La línea si la encuentras sigue sola.
Tus pasos se vuelven astronáuticas en una voz que siempre dice lo mismo.
No hay luna ni parámetro
Aunque el cielo tenga diferente colores.


.Sólo uno es el mío.