11/1/08

Madre, devuélveme.

Un vientre clama la herida.

Un latido me entorpece.

Guardaría mis látigos.

En tus plumas verdes.

Seré mansa para estos contornos frágiles.

Un mechón que se aproxima a ornallas de otros mundos.

Caricias que resucitan.

Fuegos de artificio, fuegos de tejidos-paraguas.

Caricias con capucha.

Pechos de mimbre balanceándose por lo alto.

Daría lo que no tengo por estos refugios.

Almohadón de velas.

Tu suspiro

es mi madera .

5 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

Tenés tu estilo...me gusta.
Besos

Dioniso dijo...

Dioniso, recuerda.


Saludos, y auras.

suavelatigodulcepalpito dijo...

gracias dioniso! saludos!

Naranjadas dijo...

Hola Lau....que bueno saber de voce.....ahi en mi blog actualice y puse
una gacetilla de una lectura ;)

saludos!

meridiana dijo...

Ah la madre, la madre...imágenes fulgurantes Laura, interesante tu voz, ahora que has retomado (ví que hay un corte desde Abril de 2007) esperemos poder seguir visitándote.

saludos

Lilián